miércoles, 4 de noviembre de 2009

Vampiros y Banqueros

Con este curioso título abrían Barón Rojo su disco Obstinato, ya al final de su época gloriosa, allá por 1989. Pero fíjate que cada vez me acuerdo más de ellos por este tema y es que ya dudo que me voy a encontrar al otro lado cuando abro la puerta de un banco.

Resulta que me paso el día haciendo trasferencias y como uno tiene más que hacer que estar todo el día entrando y saliendo del banco, pues se me ocurre que porqué no aprovechar las nuevas tecnologías y hacerlo por internet. Así de fácil y así de rápido. Todo perfecto si no fuera porque en mi banco cobran 1 € por hacerlo, cuando pueden ser trasferencias de 5 o 10 € a lo sumo. En serio, si alguien no se ha dado cuenta, se están riendo de nosotros (tal vez haya sido yo el último en darme cuenta)

Pero es que mi reflexión no viene por esto. Al fin y al cabo ellos te hacen un servicio y si no te gusta pues te largas, a otro banco donde las hagan gratis, que los hay. es que tengo la sensación de que la banca es el único sector donde es el cliente el que tiene que estar rogando para que le hagan el favor de atenderle adecuadamente. Y da las gracias!

El otro día entro en el banco y pido amablemente en una mesita que me amplíen el límite de la tarjeta de crédito, que me paso el día alquilando coches y hay veces que me paso hasta que te devuelven la fianza..

Y dado los tiempos que corren soy fusilado con una mirada asesina, como diciendo "tu lo que quieres es gastarte nuestro dinero y no devolvernoslo" y soy respondido muy amablemente que tengo que ir a solicitarlo a mi oficina (otra oficina de mi banco no vale) y que lleve la última nómina. Otra vez!! Ni un impago en un montón de meses, mi nómina en el banco desde que empecé en mi primer trabajo y tienes que salir dando las gracias.. Pues eso:



2 comentarios:

Victor dijo...

por no hablar de pedir un credito o una hipoteca.... si puedieran te pedirian de aval un testiculo.. o los dos

David dijo...

Jaja, ya sabes, los matrimonios que más duran son con la hipoteca...