sábado, 13 de febrero de 2010

Crónica Asfalto 12/02/2010

La noche del viernes volvimos a rememorar canciones mágicas y melodías sin olvido de la mano de Asfalto. Volvían a Madrid (Getafe) después de la publicación de ese CD/DVD en directo "Al fin vivos!" que vimos grabar en el teatro de Rivas meses atrás. Un motivo de celebración que volvió a reunir a los incondicionales de la banda y nuevos seguidores (que llegamos a pensar que nunca veríamos al grupo en directo y ya van unas cuantas..)

La noche la abrió el grupo barcelonés Dais, que tenía un guitarrista sacado del Cuerpo a Cuerpo de Sangre Azul (vivan esos músico que mantienen la estética!). Tienen un estilo muy particular y una cantante que no se puede decir que no lo dé todo sobre el escenario.

El set list sufrió, como es lógico, algunos recortes respecto a la grabación del directo y algunas modificaciones respecto a la gira Utopía. Y la primera sorpresa de la noche fue precisamente eso, que no comenzó con Utopía Suite sino con Déjalo Así, un tema imprescindible en la historia de la banda y que incomprensiblemente (al menos para mi, y así lo dije en su momento) se había quedado fuera del directo.



La tercera en sonar si sería el Utopía Suite, una canción larga, con una parte instrumental sobresaliente. Para mi este ya es un clásico de asfalto, una canción que tiene todo, una parte progresiva muy llamativa, melodía, tranquilidad y fuerza a la vez (además de una letra muy significativa).
La siguiente en sonar, desaparecido, del gran disco Cronophobia, cantada por Santana con gran acierto y nos recordaba al terminar el año de edición de la canción: 1984, efectivamente ya ha llovido.


Comenzaban los clásicos "gordos" y fue cómo preveíamos con Días de escuela y seguidamente Más que una intención y La paz es verde. La sala se volcó con el grupo.



Muy emotiva también una de sus mejores baladas: el hijo de Lindberg. Sonó también No es sólo amor, que se había quedado fuera del directo. También sonó de Utopía Gente como tú, que parece ya una fija del repertorio, dedicada por cierto, a las víctimas del terremoto de Haití.


Para mi hubo cuatro momentos en la noche especiales, de esos en los que se te pone la piel de gallina. Por orden de aparición:

El viejo: el sentimiento hecho canción, una de mis debilidades, para mi la mejor canción de Asfalto

Prisionera enmarcada: Raúl Santana le ha dado un toque especial, una obra maestra!

Es nuestro momento: Sonó especialmente bien, tengo un gran recuerdo de ella

Rocinante y en concreto su parte final, que es uno de los momentos más: "Iré contigo más allaaaa..."


Tras el bis sonó la potente Nada, Nadie, Nunca, la ya mencionada Rocinante y Buffalo "Vil". Y tras un segundo bis se cerró la noche como es habitual con Ser Urbano y Capitán Trueno.
Un concierto para mi muy completo, en el que ves a la banda disfrutando y eso se hace sentir entre los allí presentes.

2 comentarios:

DAIS dijo...

Hola David.

Soy el bajista de Dais, gracias por mencionarnos en tu blog! Fué un placer compartir cartel con Asfalto y con todos vosotros, gracias por la buena experiencia.

Saludos.

Carlos.

www.myspace.com/daisbcn

David dijo...

Un placer para mí el veros.

Un saludo Carlos y suerte!